¿Habrá terminado la maldición gitana?

Yulieski despertó y se convirtió en el jugador más valioso del torneo.

Yulieski despertó y se convirtió en el jugador más valioso del torneo.

Fui uno de los que al inicio criticó bastante este equipo, afortunadamente la vida me dio la razón, Víctor tenía que hacer jugadas, poner en práctica el juego chiquito que lo caracteriza y aprovechar la más mínima oportunidad que tuvieran para hacer carrera. Lo cierto es que después de perder los dos juegos iniciales, la nave tricolor le entró gasolina nueva y triunfó en cinco combates consecutivos.

La mejor jugada a la ofensiva en todo el torneo, del equipo cubano, fue la del infield hit de José Dariel Abreu, quien combinó con una excelente corrida de Yulieski Gourriel, que anotó la de la ventaja, sin restarle importancia al imparable de Pestano que trajo la cuarta y posibilitó que Norberto trabajara con más calma en el noveno.

Es increíble como el juego rápido, que tanto he defendido, define partido, desde el televisor de mi casa adiviné que Yulieski se robaría la segunda base, y ya con un jugador en posición anotadora eran otros cinco pesos, como se acostumbra a decir en Cuba, José Dariel Abreu otra vez se vio desajustado; pero arregló la jugada al deslizarse en primera y evitar el out, las palmas para el Yuli quien interpretó el momento y se lanzó para la goma dispuesto a llegar.

Creo que si hay algo que merezca ser resaltado es la capacidad de saber venir de abajo, que demostraron los cubanos, en la cual estoy seguro que Víctor tuvo un 45% de responsabilidad, este equipo merece la confianza del pueblo cubano.

Por su parte la dirección, no muy acertada en los primeros juegos, supo también sobreponerse y con la explosividad de Víctor y la calma de Jorge Fuentes, guiaron a 24 peloteros a un título que hacía rato no se lograba.

La victoria no quiere decir que los problemas del béisbol cubano se hayan solucionado por arte de magia, a pesar del triunfo en Haarlem, hay que construirle un techo a la pelota nacional, mejorar y concentrar la calidad de nuestros clásicos nacionales, lograr que los muchachos lleguen en plenitud de forma a los eventos internacionales, así podemos hasta ganar un clásico mundial, Cuba es una máquina de hacer peloteros.

Al parecer terminó la maldición gitana que perseguía a los cubanos en los torneos internacionales; la batería de Heredia, Rusney, Yulieski, Cepeda, por muchos el mejor de Cuba, Despaigne, Pito Abreu, Rudy, hasta que se incorpore Olivera, el veterano Pestano y el grillo Arruebarruena nos hacen soñar de nuevo.

About these ads

Acerca de jorgitoxcuba

Mi nombre es Jorge Jerez Belisario soy un joven discapacitado camagüeyano con parálisis cerebral. He superado mis limitaciones físico-motoras y trastornos del lenguaje, para vencer con voluntad el entuerto de la naturaleza. Gracias a las posibilidades brindadas por la Revolución Cubana, estudio actualmente la carrera de Periodismo en la Universidad de Camagüey.

Publicado el julio 23, 2012 en Mi columna de opinión y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.013 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: